sábado, 26 de agosto de 2017

El espíritu arcoiris

"-Hermano, ¿hace falta algo para subir al arcoiris allá arriba?
-Espíritu. eso es lo único que necesitas." (respuesta de un chico que bajaba de la montaña donde se celebraba el encuentro Internacional 2017 en los Alpes)

Rainbow internacional en los alpes italianos 2017

Llegará el tiempo en que habremos de necesitar a “los que preservan las tradiciones, las leyendas, los rituales, los mitos y todas las viejas costumbres de los pueblos” para que ellos nos muestren cómo recuperar la salud, la armonía y el respeto a nuestros semejantes. Ellos serán la clave para la supervivencia de la humanidad, y serán conocidos como “Los Guerreros del Arco Iris”. Profecía Lakota

Miles de personas viven una vida nómada, en caravanas que van a encuentros rainbow. Estos suceden en medio de la naturaleza más bella y salvaje, allí, durante un mes se comparte todo, y reinan el amor y la libertad. Sin actividad mercantil ni electricidad. ¡Todo es gratis, sano y ecológico!. Después, muchos vuelven a sus casas  o continúan viajando al siguiente encuentro. Pueblo a pueblo, país tras país. ¿Quiénes son? ¿en qué creen? ¿Por qué lo hacen?


La familia arcoiris tuvo su primer encuentro en el año 72 en Colorado, todos sus componentes tenían algo en común, el pacifismo, la espiritualidad y la lucha por un mundo sostenible e igualitario.
"Our revolution is to be happy" De ahí viene la palabra hippie, que es una desviación de la palabra happy (feliz), principio fundacional de este movimiento. 

Para ser felices no basta con la alegría, hay que aceptar y comprender las sombras a la luz del alma, por ello los guerreros arcoiris emprendieron una búsqueda por todo el mundo de las diferentes vías a la iluminación. El camino rojo, el de los indios de las américas, el camino blanco, de los druidas y las culturas ancestrales indoeuropeas, el camino amarillo del budismo, taoísmo y cosmovisiones asiáticas y el camino negro, orisha, rasta, animista y chamánico africano. La kabbala, el tarot, las runas, el cristianismo primitivo, la espiritualidad mahometana y judía... hacen un jugo de raíces del que se nutren los guerreros y guerreras arcoiris. 

Noelia y Blaz (nombres ficticios) van a caballo en una caravana arcoiris que comenzó en Rumanía. Los caballos se los proporcionó Velkan, un enamorado de los caballos de allí por 300 euros, que a la vuelta, con la devolución del caballo, les serán devueltos. Día tras día cabalgan por vías rurales, viviendo la magia del camino.
Felix comenzó a viajar tras el rainbow de Bolivia, donde un grupo de personas preparaba canciones y danzas de conciencia, con el objetivo de poder vivir de ellas. Empezaron un largo viaje que les llevaría a recorrer Brasil, de comunidad en comunidad hasta llegar a Alto Paraíso, en la Chapada de los Viadeiros. Un lugar donde se reúnen místicos de todo el mundo por estar situado sobre una placa de cuarzo de cientos de kilómetros cuadrados, que produce una energía muy alta y especial.
Muchos de los guerreros arcoiris viven en pueblos y ciudades, ya que consideran que están realizando un servicio planetario y donde más pueden ayudar es donde se encuentran las personas más insostenibles consigo mismas y con la naturaleza.
La medicina del Amor, y la verdad, cuando van juntas, son formidables. La idea es no tratar de convencer a nadie, tan solo predicar con el ejemplo y hablar desde el corazón para mitigar en lo posible, el sufrimiento mineral, vegetal, animal y humano.

El arcoiris, en el aura.


En el aprendizaje de la cultura hindú nos encontramos con el arcoiris en los chakras.

Cada centro energético de nuestro cuerpo físico se caracteriza por una energía asociada a un color. Estos colores brillan en el aura de una manera brillante, en una persona saludable a nivel holístico (cuerpo, mente y alma)
El rojo del chakra raíz, recibe la energía de la Tierra. La que tiene que ver con la familia, la sexualidad y la conexión con la naturaleza. Brilla con un rojo intenso y brillante cuando vivimos estos ámbitos de manera natural, con amor incondicional.
El naranja es el color del segundo chakra, relacionado con las emociones y la creatividad, la fertilidad y el subconsciente. Mucha gente tiene miedo de sus emociones y las reprime, de manera que puede sentirlas bajo control, sin embargo, de esta manera, no permite el libre fluir de esta energía, más bien se trata de canalizar las emociones a la creatividad tanto relacional como artística,en la alegría de cocrear la vida.
El amarillo tiene que ver con los deseos y la voluntad. Cuando una persona vibra en su plexo solar, está ligeramente desequilibrada hacia el mundo material, dándole más importancia a este que a la enegía con la que se vive en este mundo. Cuando se viven las cosas de este mundo desde la gratitud y el amor, este color cumple la función de canalizar los deseos hacia la creación de un mundo abundante y generoso.
El verde es el color del corazón, que también se asocia al rosa. Lo cierto es que el cuarto chakra, es el central, con tres chakras por encima y otros 3 por debajo (hay 7 chakras en el cuerpo físico) Cuando una persona actúa desde el corazón, obra desde el equilibrio, no hay un predominio de la mente ni del instinto, de la intuición o de los deseos. Todos los centros actúan en la toma de decisiones en el fluir amoroso de la vida.
El azul corresponde al quinto chakra, el laríngeo, el chakra de la comunicación. Este color brilla intensa y saludablemente porque somos asertivos sin pasarnos de vehementes, porque amemos el silencio, como también la vibración sanadora de las palabras y cánticos. En definitiva, cuando nos equilibramos como emisores y receptores y nos comunicamos de manera saludable.
El sexto chakra, también conocido como tercer ojo, corresponde al color violeta y está asociado a la intuición, la capacidad de ver la energía. También a la mente aguda capaz de escuchar con atención cuanto le rodea y lo que viene del interior. Entonces, la mente lo procesa correctamente y ayuda a poner en práctica las decisiones del alma.
El séptimo chakra se asocia a veces al color blanco, aunque a veces se dice que no tiene un color determinado o que tiene un color inefable. En cualquier caso, es la conexión con lo divino, con la energía del Gran Espíritu, el Ki, el universo... Una persona que vive la espiritualidad sin tapujos, ofreciendo al Amor lo que tiene y es, recibe la inconmensurable fuerza y claridad de esta energía, permitiéndole vivir la magia, la sincronía, la belleza de estar vivo y Ser la Vida.

Estos colores, cuando se da lo mejor de un@ mism@ se activan brillantes, en el aura. Y entonces, se puede ver a un(@) verdadero guerrer@ del arcoiris.





No hay comentarios:

Publicar un comentario